PASO Legislativas 2017 en CABA: El PRO mantiene su bastión


Lic. Andrea Ariza

Lic. Valeria March

La Ciudad de Buenos Aires siempre es un foco importante e interesante en los procesos eleccionarios. Su condición de capital del país le otorga una visibilidad política con la que pocos distritos cuenta. El domingo 13 de agosto, los porteños fueron a las urnas a elegir sus candidatos para renovar 13 bancas de diputados nacionales, y la mitad de la legislatura porteña (30 bancas). En esta oportunidad, el escenario porteño asistió a una reconfiguración de fuerzas, aunque muchos de los actores resultan ya conocidos para los electores.

 

Los actores en disputa

El PRO sumó a una de sus aliadas nacionales del frente Cambiemos, Elisa “Lilita” Carrió – dirigente de la Coalición Cívica -, configurando así la alianza Vamos Juntos.  Paradójicamente en el bastión del PRO, la alianza Cambiemos como tal aún no ha logrado hacer pie en las tierras porteñas.

Martín Lousteau y sus aliados del radicalismo porteño, luego del intento fallido de participar de una interna dentro de la alianza de Macri y Carrió, reconfiguraron su espacio bajo el nombre de Evolución Ciudadana.

Las fuerzas del FPV, del peronismo porteño y de algunos espacios de centro izquierda confluyeron en el frente de Unidad Porteña, siendo una de las pocas fuerzas que realizó internas presentando tres listas: Unidad Ciudadana – liderada por Daniel Filmus-, Honestidad y Coraje – con Guillermo Moreno a la cabeza, y Ahora Buenos Aires – de Itaí Hagman.

Además, se presentaron las siguientes alianzas: Izquierda al frente por el socialismo, Frente de Izquierda y de los trabajadores (FIT), 1País y Convocatoria abierta por Buenos Aires (CAxBA)

 

La elección

Vamos Juntos, de la mano de Lilita Carrió, logró imponerse en las Primarias para diputados nacionales con el 49,55 % de los votos, seguida por la alianza Unidad Porteña con el 20,73% y  Evolución con el 13,05%. El espacio de Massa, 1País, sólo alcanzó 3,91%, seguido por el FIT con el 3,79% y la alianza Autodeterminación y Libertad, conducida por Luis Zamora, con el 3,69%. De esta manera, de acuerdo a la normativa de las PASO, en Octubre habrá 6 espacios disputándose las bancas en la Cámara Nacional de Diputados.

 

Unidad Porteña fue la única de las agrupaciones políticas que superaron el piso de las PASO en ir a internas. La lista que se impuso fue la de Filmus, con un 73,34%. Muy por detrás quedaron las listas de Guillermo Moreno – 13,51%- e Itaí Hagman – 11,15%-

Como señalamos, en la Ciudad se renuevan 13 bancas de diputados nacionales. Si los resultados se repiten en las elecciones generales de octubre, la alianza Vamos juntos obtendría 8 bancas, Unidad porteña 3 y Evolución 2.

Grafico I CABA

Los resultados para la legislatura porteña fueron similares a los obtenidos para diputados nacionales. Vamos juntos se impuso con un 48, 95%, seguido por Unidad Porteña con 20,38% y por Evolución con 13,32%. También lograron traspasar el umbral de las PASO el FIT, la alianza 1País y Autodeterminación y Libertad.

Con respecto a los niveles de participación, en las PASO 2015 rondaba el 73%. En esta oportunidad se observa una leve disminución, arañando un 71%.

La campaña giró principalmente alrededor de los precandidatos a diputados nacionales, debido a que son figuras de peso en la política porteña – y en algunos casos con proyección nacional-. A continuación, haremos una breve caracterización de qué puso en juego cada actor y cómo resultó.

 

La debacle de Martín Lousteau

Los ajustados resultados del balotaje de 2015 parecían haber delineado un nuevo opositor en la figura de Martín Lousteau, con proyecciones en el escenario porteño. Luego de años donde la principal disputa era entre el PRO y el FPV, la aparición de ECO – y principalmente de Lousteau- mostraba un tercer actor consolidándose, preocupando a unos y a otros. Sin embargo, su tarea como embajador en Estados Unidos hizo que perdiera presencia en el escenario porteño, además de que su pronto regreso y ruptura con Lilita Carrió produjeron el debilitamiento de su figura. Para la reconfiguración de su espacio Evolución, Lousteau aunó fuerzas con radicales que venían trabajando con su equipo, e incluso sumó para encabezar la lista de legisladores porteños a la periodista de Canal 13, Débora Pérez Volpin. Luego de una campaña que no lo tuvo como protagonista – a diferencia de 2015 – debido a la fuerte polarización entre el oficialismo y Unión Porteña, todos estos esfuerzos sólo le valieron el tercer lugar en las PASO del domingo.

Martín Lousteau se enfrenta a un desafío grande. Estos resultados lo muestran como una opción política diluida, y queda en suspenso si podrá recomponer su figura para tener expectativas políticas a futuro. Recordemos que en 2015 supo ser una revelación interesante en el escenario porteño.

 

El efecto “Lilita”

La Ciudad de Buenos Aires es un bastión del PRO desde hace más de 10 años y los resultados de las PASO 2017 demuestran que sigue siendo la fuerza principal, consolidándose con una de sus mejores performances electorales hasta el momento. Sin embargo, es importante destacar que los resultados del PRO en elecciones PASO anteriores vienen en una escala ascendente. Tal como se puede apreciar en el gráfico siguiente, en 2015 para la misma categoría alcanzaron un 47,93%.

Grafico II

Si bien la presencia de Lilita Carrió, figura con relevancia propia en el arco político y además sumamente cercana en el último tiempo al presidente, fue clave en la definición de las PASO, no podemos dejar de destacar que estas cifras no deben sorprender al ponerlas en perspectiva con elecciones anteriores. Consideramos que Carrió fue una pieza clave que permitió a Vamos Juntos polarizar con el peronismo porteño, dejando muy por detrás a Evolución Ciudadana. Principalmente gracias a su ruptura con Martín Lousteau. Carrió tiene una larga trayectoria de rupturas en su haber, por lo que la consolidación de la alianza Vamos Juntos puede no traducirse en una proyección a largo plazo.

Al observar los datos desagregados por comuna, se observa la preponderancia de Vamos Juntos en todas las comunas de la Ciudad, sin excepciones. Los resultados contundentes de Vamos Juntos parecieran ya dar por definida la elección porteña.

 

Peronismo Porteño

El peronismo kirchnerista de Unidad Porteña logró volver a posicionarse como la segunda fuerza en la Ciudad de Buenos Aires. No es un dato menor, considerando que el electorado porteño es históricamente antiperonista. Asimismo, es interesante resaltar que fueron la única de las fuerzas principales en ir a internas en estas PASO. Frente a estos resultados, el peronismo porteño se ve ante el desafío de recuperar parte del espacio perdido en el año 2015. La fuerte polarización que observamos en la campaña para las PASO, y que probablemente continúe en las generales, podría ser una herramienta para lograrlo.

 

En un escenario nacional de consolidación de Cambiemos en estas PASO, los resultados en la Ciudad de Buenos Aires acompañan y profundizan esta tendencia.

imagen caba

Fuente: Diario La Nación

© Copyright 2017 28166615, All rights Reserved. Written For: CEAP - Centro de Estudios en Ciudadanía, Estado y Asuntos Políticos